Noticias

Beneficios y desafíos de la globalización



agosto 26, 2021

La globalización es una parte establecida del mundo moderno, por lo que la mayoría de nosotros no nos damos cuenta de los beneficios que aporta a nuestra vida cotidiana, como el fácil acceso a una variedad de cocinas diferentes o a nuevas tecnologías desarrolladas por países de medio mundo.

Aunque la globalización mejore nuestras vidas, conlleva algunos retos cuando las empresas empiezan a crecer y a expandirse más allá de las fronteras. Las diferencias culturales en todo el mundo son innegables. Estas diferencias crean obstáculos para las empresas que entran en los mercados extranjeros y requieren cambios en sus operaciones comerciales diarias, ya sea para emplear a trabajadores en una nueva región o para comunicar el valor de su producto a un nuevo público.

¿Qué es la globalización?

Antes de hablar de los beneficios y los retos de la globalización, es esencial entender bien lo que significa el término.

La definición oficial de “globalización” es el proceso por el cual las empresas u otras organizaciones desarrollan una influencia internacional o comienzan a operar a escala internacional.

Más sencillamente, la globalización se refiere a un flujo abierto de información, tecnología y bienes entre países y consumidores. Esta apertura se produce a través de diversas relaciones, desde los negocios, la geopolítica y la tecnología hasta los viajes, la cultura y los medios de comunicación.

Como el mundo ya está tan conectado, la mayoría de la gente no se da cuenta de que la globalización está en marcha todos los días. Pero el mundo es cada vez más pequeño y las empresas deben comprender lo que esto significa para el futuro de los negocios. Las empresas que no adoptan la globalización se arriesgan a perder una ventaja competitiva, que permite a otras empresas hacerse con nuevas oportunidades en el mercado global.

¿Cuáles son los beneficios de la globalización?

La globalización afecta a las empresas de muchas maneras diferentes. Pero las que se deciden a emprender la expansión internacional encuentran varios beneficios, entre ellos:

1. Acceso a nuevas culturas

La globalización facilita más que nunca el acceso a la cultura extranjera, incluyendo la comida, el cine, la música y el arte. Esta libre circulación de personas, bienes, arte e información es la razón por la que puedes recibir comida tailandesa en tu apartamento mientras escuchas a tu artista favorito del Reino Unido o transmites una película de Bollywood.

2. La difusión de la tecnología y la innovación

Muchos países del mundo están constantemente conectados, por lo que los conocimientos y los avances tecnológicos viajan rápidamente. Como el conocimiento también se transfiere tan rápido, esto significa que los avances científicos realizados en Asia pueden estar funcionando en Estados Unidos en cuestión de días.

3. Costes más bajos para los productos

La globalización permite a las empresas encontrar formas más baratas de producir sus productos. También aumenta la competencia mundial, lo que hace bajar los precios y crea una mayor variedad de opciones para los consumidores. La reducción de los costes ayuda a las personas, tanto en los países en desarrollo como en los ya desarrollados, a vivir mejor con menos dinero.

4. Mayor nivel de vida en todo el mundo

Los países en desarrollo experimentan una mejora del nivel de vida gracias a la globalización. Según el Banco Mundial, la pobreza extrema ha disminuido un 35% desde 1990. Además, la meta del primer Objetivo de Desarrollo del Milenio era reducir la tasa de pobreza de 1990 a la mitad para 2015. Esto se logró cinco años antes de lo previsto, en 2010. En todo el mundo, casi 1.100 millones de personas han salido de la pobreza extrema desde entonces.

5. Acceso a nuevos mercados

Las empresas ganan mucho con la globalización, incluyendo nuevos clientes y diversas fuentes de ingresos. Las empresas interesadas en estos beneficios buscan formas flexibles e innovadoras de hacer crecer su negocio en el extranjero. Las Organizaciones Profesionales de Empleadores (OPE) internacionales facilitan más que nunca la contratación de trabajadores en otros países de forma rápida y conforme. Esto significa que, para muchas empresas, ya no es necesario establecer una entidad extranjera para expandirse en el extranjero.

6. Acceso a nuevos talentos

Además de nuevos mercados, la globalización permite a las empresas encontrar nuevos talentos especializados que no están disponibles en su mercado actual. Por ejemplo, la globalización da a las empresas la oportunidad de explorar el talento tecnológico en mercados en auge como Berlín o Estocolmo, en lugar de Silicon Valley. Una vez más, la OEP internacional permite a las empresas emplear a los trabajadores en el extranjero de forma compatible, sin tener que establecer una entidad legal, haciendo que la contratación global sea más fácil que nunca.

Para saber más visite: Diario Alicante

No Comments

Leave a Reply